Bienvenidos a mi rincón secreto (o no tan secreto), el lugar donde mezclo pomelo con caramelo, y añado varios cubitos de hielo. Para que lo ácido sea algo más dulce, y el frío haga todo un poco más a mi manera. El resto de mis sentimientos se encuentran guardados en las cajas de zapatos, debajo de mi cama, pero no se lo contéis a nadie.


6 de agosto de 2010

Asco de sentimientos, puaj.

El último día que te vi me sentí como tu juguete, fui plenamente consciente de ello y no pude hacer nada para pararte los pies y evitar todo lo demás, que sabes que me gusta tanto, todo, tú. Me siento idiota por sentirme así. Por hacer todo lo que hago y seguir haciéndolo sin remedio. Por quererte y no ocultarlo, y lastimarme al hacerte daño. Por pasarlo mal por alguien que no siente ni pena ni gloria por nadie, que es frío y calculador, manipulador, que se guía por sus conveniencias. Por saber que me tienes aquí, que puedes hacer conmigo lo que quieras. En cierto modo eso es lo que más miedo me da, que me tienes prácticamente a tus pies y contigo podría pasar cualquier cosa, lo sé. Me das miedo tú, pero más miedo me doy yo. Pero por si todo eso no ha sido suficiente hoy como una imbécil me he levantado, revolviéndome entre las sábanas, desperezándome y bostezando, pensado en ti. Como si hiciera una eternidad que no te veo, que no siento tu calor, que no te huelo, que no te oigo, que no te toco y siento un corto circuito en mi sistema nervioso. Nunca me había pasado esto con ningún tío, jamás. He estado pillada y cosas así, lo típico supongo, pero esto en la vida. Ojalá termine pronto con esta adicción, sino acabaré como una drogadicta, como una masoca, oh no, que ya lo soy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi foto
Las personas estamos condenadas a ser libres, porque una vez que estamos en este mundo somos responsables de todo lo que hacemos. No importa que nos amen o nos critiquen, que nos respeten, nos honren o nos difamen, que nos coronen o nos crucifiquen, porque la mayor bendición que hay en la existencia es ser tú mismo.