Bienvenidos a mi rincón secreto (o no tan secreto), el lugar donde mezclo pomelo con caramelo, y añado varios cubitos de hielo. Para que lo ácido sea algo más dulce, y el frío haga todo un poco más a mi manera. El resto de mis sentimientos se encuentran guardados en las cajas de zapatos, debajo de mi cama, pero no se lo contéis a nadie.


14 de septiembre de 2010

Envolveremos al espacio con nuestro amor.

Nos tocamos y siento como un subidón. Nos agarramos fuertemente, no mucho.
Pero lo suficiente como para preguntarme qué es lo que nos aguarda.
Es deseo, es tortura. Debes de ser un hechicero porque has hecho lo imposible.
Gánate mi confianza y no juegues conmigo porque correrás peligro si me jodes.
Porque si yo me quemo, entonces te mostraré lo que es el dolor.
A mí ya me han tratado como basura antes que a ti.
Y es que el amor está maldito. Te enseñaré cómo se escribe al revés.
Nadie conoce lo fría que estoy. Lo que es caminar por esta calle totalmente sola.
La culpa no es de nadie sino mía. Es el camino que he elegido seguir.
Ser fría como la nieve sin mostrar emociones de ninguna manera.
No me preguntes por qué no me enamoro de ninguno de estos jodidos cabrones.
Pero, ¿qué cojones me pasa con esto?
Yo lo he intentado en este apartamento, pero no he tenido suerte con este tema.
Es una mierda, pero es justamente como yo pensaba que esto sería.
Es como si estuviera intentando volver a empezar continuamente.
Tengo un agujero en el corazón, soy como una especie de montaña rusa emocional.
Algo me dice que no voy a poder seguir hasta que juguetees con mis emociones y las hagas subir.
Siento una explosión cada vez que te tengo. Y no bromeo cuando digo que me robas la respiración.
Eres como un planeta y yo seré la nave que viaje hasta el espacio en busca de tu corazón.
Estoy apuntando directamente a ti, directamente a ti.
250 mil millas en una despejada noche de junio.
Estoy apuntando directamente a ti, directamente a ti, directamente a ti.
Hago lo que sea necesario. Porque cuando estoy contigo siento fuertes emociones.
Mi cuerpo me duele cuando no te tengo. Cuando estoy contigo se me van las fuerzas.
No existen límites para llegar a donde haga falta. No hay ni barreras ni longitudes.
Todo lo que decimos hasta que encontramos a la persona que creemos que será la definitiva.
Y una vez que la tenemos todo es diferente. Los quieres cuando ellos no te quieren a ti.
Cambian de sentimientos de un día para otro. 
Esto no es ningún concurso y yo no soy la conquista de nadie.
No estaba buscándote pero me topé contigo, debe de haber sido el destino.
Pero es que hay mucho en juego, ¿qué más te hace falta para decidirte?
Vamos a ir al grano. Pero una puerta se te cierra en la cara.
Así que prométeme que si me hundo, me rompo y dejo mis sentimientos al descubierto.
No estaré cometiendo un error.
Eres como un planeta y yo seré la nave que viaje hasta el espacio en busca de tu corazón.
Estoy apuntando directamente a ti, directamente a ti.
250 mil millas en una despejada noche de junio.
Estoy apuntando directamente a ti, directamente a ti, directamente a ti.
Así que después de todo lo que ha pasado ya no me quieres.
Pero yo te quiero tanto que hasta me duele. Te entregué todo mi corazón.
Juro por Dios que bajé la guardia. Me devané los sesos en tu regazo.
Me tumbe ahí para luego morir en tus brazos. Hasta mis rodillas han caído y sangrado.
Intento detener tu marcha. Pero tú ni me escuchas, así que a la mierda.
Intento detener tu respiración poniendo mis manos sobre tu garganta.
Sentándome encima de ti y apretándola.
Hasta llegar a romperte el cuello como si fuese un palito de helado.
No hay ninguna razón posible que se me ocurra para dejarte escapar de esta casa y dejarte vivir.
Las lágrimas corren por mis mejillas. Luego simplemente dejo que te vayas.
Y antes de ponerme la pistola sobre la sien te digo esto.
Que yo haría cualquier cosa por ti. Sólo para demostrarte lo mucho que te adoro.
Pero ya esto se acabó. Es demasiado tarde para salvar nuestro amor.
Solamente prométeme que pensarás en mí cada vez que mires hacia el cielo y veas una estrella.
Porque yo seré la nave que viaje hasta el espacio en busca de tu corazón.
Estoy apuntando directamente a ti, directamente a ti.
250 mil millas en una despejada noche de junio.
Y es que estoy tan perdida sin ti, sin ti, sin ti.

3 comentarios:

  1. amo esa canción de Eminem!! ♥

    ResponderEliminar
  2. fa el comentario ultimo fue a la misma hora que le cntaste a la almohada

    ResponderEliminar

Mi foto
Las personas estamos condenadas a ser libres, porque una vez que estamos en este mundo somos responsables de todo lo que hacemos. No importa que nos amen o nos critiquen, que nos respeten, nos honren o nos difamen, que nos coronen o nos crucifiquen, porque la mayor bendición que hay en la existencia es ser tú mismo.