Bienvenidos a mi rincón secreto (o no tan secreto), el lugar donde mezclo pomelo con caramelo, y añado varios cubitos de hielo. Para que lo ácido sea algo más dulce, y el frío haga todo un poco más a mi manera. El resto de mis sentimientos se encuentran guardados en las cajas de zapatos, debajo de mi cama, pero no se lo contéis a nadie.


21 de noviembre de 2010

Esto es todo.

No sé por donde empezar, hace un momento se me pasaban un montón de cosas por la mente, y ahora, que me dispongo a ponerlas aquí y a aclarar varios asuntos es como si mi cabeza se hubiera quedado desértica y todo lo que hace unos pocos minutos me perturbaba hubiera desaparecido a una velocidad pasmosa.

En primer lugar diré que estoy satisfecha conmigo misma. No orgullosa de todo en general pero sí de algunos aspectos. Tampoco me siento demasiado mal por nada. No es que sea raro, es una sensación un poco distinta, eso sí, pero no me preocupa.

Comenzaré diciendo que hace un par de días que he dado de baja mi Tuenti. A partir de ahora estaré en contacto por medio de mi teléfono fijo/móvil o gracias a mi correo electrónico, que sólo me permiten revisar los fines de semana salvo excepciones. También tengo que añadir que nadie me obligó a dar de baja dicha red social, pero que gracias a esto ahora me siento menos estresada, y en ningún momento he sentido la tentación de darla de alta, aunque no descarto que lo haga tarde o temprano. En fin, ahora está bien así y así se va a quedar una temporada considerable. 

Como es lógico, haré un esfuerzo para actualizar aquí más a menudo, pese a que los días de diario tenga restringido el acceso a Internet debido a esos dos, o incluso tres suspensos que se me vienen encima. Es ese un motivo por el que no pueda actualizar esto con tanta frecuencia ni abrir mi correo electrónico tanto como me gustaría, y quizá también el motivo principal por el que haya dado de baja mi Tuenti. 

Volviendo a los estudios la verdad es que esta evaluación me la he tomado un poco sabática, pero pienso poner todo mi empeño y esforzarme mucho en la segunda para aprobar con buena nota todas las asignaturas, hasta las que me vayan a quedar o se me den peor, que no son muchas.

Otra cosas de las que me apetecía hablar hoy aquí es de él, que bueno, llevo mucho tiempo sin tocar el tema y de vez en cuando no está mal replanteárselo. He de decir que ha pasado a un segundo plano, puede que incluso tercero. No digo que ya no visite su perfil del Tuenti, que ahora que lo pienso básicamente no lo hago porque ya no puedo. Pero ya no tengo esa obsesión enfermiza por todo lo que le rodea. Nada de eso, de vez en cuando me da por leer mensajes antiguos, pero sólo por leer su nombre, que me gusta. También sigo teniendo esa angustiosa sensación de tenerle cerca por su olor, cuando en realidad hace días que no sé nada de él. Pero eso es algo de lo que me he concienciado que tardará mucho en cambiar, y ya no me quita el sueño. Ahora, es como si dejara que pasara un poco el tiempo, y he llegado a la conclusión de que en esta vida no recibimos ni recompensas ni castigos, simplemente hay unas consecuencias que pueden ser buenas o malas.

Centrándome en el día de hoy estoy bien anímicamente. Me he levantado a eso de las diez y media y no tenía hambre, así que no he desayunado, he cogido algunos libros y me he ido al salón a estudiar, olvidándome de todo por completo. Creo que si todo el tiempo que me pasaba en el ordenador lo invierto en estudiar me va a ir increíblemente bien, estoy orgullosa de esto.

Y bueno, para acabar, voy a hablar de algo de lo que no pensaba hablar, pero que lo veo en parte necesario. Ella, que cada vez me demuestra más todo lo que vale, que no es poco, y me siento enormemente feliz de que hayamos aclarado algunas cosas y saber que sigo contando con ella, que en realidad nunca lo dudé del todo, pero hay cosas que quieras que no hacen daño. Y aunque quiera dar la impresión de que no, de que soy una piedra, en este caso, las piedras también lloran.

Sin más me despido, puede que esta noche escriba algo más si hago algo interesante por la tarde, que me gustaría, para desconectar. También añado que puede que el blog tome un rumbo un poco más personal tipo diario, pero bueno, no me preocupa que la gente siga leyéndolo, sigue siendo lo que pienso y cómo me siento, y si a alguien sigue importándole o es lo suficiente cotilla como para seguir pasándose por aquí, que sepa, que siempre va a ser bienvenido. Un saludo.

4 comentarios:

  1. "En primer lugar diria que estoy atisfecha conmigo misma."; respecto a esto y con todo el cariño del mundo, yo no lo estaria. Porque demuestras que no te importa, ni te va a importar lo que pase en ciertos temas. En mi opinión deberias luchar mas por lo que alguna vez, en algún momento de tu vida fue importante. No dejarlo pasar y decir "ya se arreglará todo". Las cosas no se arreglan con los brazos cruzados.
    Pero como ya he dicho, es mi punto de vista, no te obligo, ni mucho menos, a que hagas eso.
    Con lo demas, te felicito.
    (L)

    ResponderEliminar
  2. Satisfecha de unas cosas, que no quiere decir que esté orgullosa de otras.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana soy Cristina(esque sé que pone anónimo y dudo que puedas saber quien soy) Nosé si lo leerás, pero me gustaría decirte, que me alegra que estés orgullosa y satisfecha de todo hombre.. como te dice Ire las cosas no se arreglan con los brazos cruzados, ya que podías hacer un esfuerzo en todo esto que tu solita te has buscado.
    Me encanta ver como la amistad que hemos tenido toda en lo que se ha convertido, y ver que ni si quiera te importamos un poco, sino al menos te molestaría en venir a hablarlo, me encanta eso enserio... (ironía por si no lo pillas).

    ResponderEliminar
  4. tía.. gracias por contestar;)
    by: Cristina.

    ResponderEliminar

Mi foto
Las personas estamos condenadas a ser libres, porque una vez que estamos en este mundo somos responsables de todo lo que hacemos. No importa que nos amen o nos critiquen, que nos respeten, nos honren o nos difamen, que nos coronen o nos crucifiquen, porque la mayor bendición que hay en la existencia es ser tú mismo.