Bienvenidos a mi rincón secreto (o no tan secreto), el lugar donde mezclo pomelo con caramelo, y añado varios cubitos de hielo. Para que lo ácido sea algo más dulce, y el frío haga todo un poco más a mi manera. El resto de mis sentimientos se encuentran guardados en las cajas de zapatos, debajo de mi cama, pero no se lo contéis a nadie.


25 de noviembre de 2010

O puede que sí.

Ni lo bueno es tan bueno, 
ni lo malo lo peor.

2 comentarios:

  1. Te echo de menos. Vuelvo a buscarte en Gente, y encuentro a otras "Pink Lady" pero ninguna eres tú :(
    Me voy haciendo a la idea de porque haces lo que haces; y te felicito cariño.
    Solo eso, queria recordarte que te quiero, ya que no tengo otro modo de comunicarme contigo:$

    ResponderEliminar
  2. Yo también te echo de menos, y mucho. Creo que tardaré mucho en reabrir la cuenta, me siento bien así. Y decirte, también, que me alegra que estés ahí día a día, pese a las circunstancias, que como te he dicho muchas veces, vales mucho cariño. No te haces ni una idea de lo importante que eres en mi vida.
    Y respecto a lo de ponerte en contacto conmigo, si quieres que sea un poco más privado (esto puede leerlo cualquiera) escríbeme a mi correo, que siempre lo abro y respondo: anusca.l.a@hotmail.com, o dame un toque y si encuentro algún ratito en el día yo te llamo y hablamos, ¿vale? Te quiero.

    ResponderEliminar

Mi foto
Las personas estamos condenadas a ser libres, porque una vez que estamos en este mundo somos responsables de todo lo que hacemos. No importa que nos amen o nos critiquen, que nos respeten, nos honren o nos difamen, que nos coronen o nos crucifiquen, porque la mayor bendición que hay en la existencia es ser tú mismo.