Bienvenidos a mi rincón secreto (o no tan secreto), el lugar donde mezclo pomelo con caramelo, y añado varios cubitos de hielo. Para que lo ácido sea algo más dulce, y el frío haga todo un poco más a mi manera. El resto de mis sentimientos se encuentran guardados en las cajas de zapatos, debajo de mi cama, pero no se lo contéis a nadie.


30 de enero de 2011

A tomar por culo.

Pues eso, ya está. La gota que colmó el vaso si queréis llamarlo así. Aunque no haya ni gota ni vaso. Creo que voy a tirar la casa por la ventana. Que me he cansado. Mi paciencia no es eterna, y este momento tendría que llegar tarde o temprano. Quizá hubiese sido mejor que llegara antes pero cómo no, yo siempre comprensiva y empática buscando el porqué a tus razones. Y ya ni hay porqués ni hay razones. Porque no hay nada. Creo que las cosas van a cambiar bastante, o al menos eso me gustaría a mí. A veces puedo tomarme las cosas tan en serio que te sorprenderías de lo drástica que puedo llegar a ser. Pero en fin, si estamos con esas pues habrá que joderse y mirar hacia adelante, que hacia atrás ya dolió bastante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi foto
Las personas estamos condenadas a ser libres, porque una vez que estamos en este mundo somos responsables de todo lo que hacemos. No importa que nos amen o nos critiquen, que nos respeten, nos honren o nos difamen, que nos coronen o nos crucifiquen, porque la mayor bendición que hay en la existencia es ser tú mismo.