Bienvenidos a mi rincón secreto (o no tan secreto), el lugar donde mezclo pomelo con caramelo, y añado varios cubitos de hielo. Para que lo ácido sea algo más dulce, y el frío haga todo un poco más a mi manera. El resto de mis sentimientos se encuentran guardados en las cajas de zapatos, debajo de mi cama, pero no se lo contéis a nadie.


18 de marzo de 2011

El todo que forma parte de mi nada, de mi nunca es suficiente.

Siempre me empeño en buscar excusas razonables a mi comportamiento irracional. No sé qué me pasa últimamente que hago todo del revés. Que soy una especie de globo que se va desinflando mientras va chocando contra todo, hasta que se queda sin forma olvidado en cualquier parte y ya nadie se molesta en buscarlo e inflarlo de nuevo. Cómo no, yo y mis comparaciones raras, pero así es. No sé, es una sensación extraña. Como si al hacer las cosas mal, al contrario, quizá fuese a sentirme mejor. Como si inconscientemente pensara que le hago un favor al resto por hacerles las cosas fáciles a quienes me las hacen difíciles. Vuelvo a mi complejo de cangrejo.
Dar marcha atrás para coger carrerilla y huir, que es lo que mejor se me da.

Estímulo -> Respuesta -> Consecuencia

1 comentario:

Mi foto
Las personas estamos condenadas a ser libres, porque una vez que estamos en este mundo somos responsables de todo lo que hacemos. No importa que nos amen o nos critiquen, que nos respeten, nos honren o nos difamen, que nos coronen o nos crucifiquen, porque la mayor bendición que hay en la existencia es ser tú mismo.